Egipto en Octubre del 2012: Un progreso lento entre la polarización política

EL PROCESO DE LA REFORMA

El proceso constitucional continúa a pesar de las incertidumbres institucionales. La legalidad del Comité Constitucional ha sido puesta a prueba, y Egipto se encuentra a la espera del pronunciamiento de la corte. Después de una serie de fechas límite retrasadas, la Corte Administrativa de Egipto ha transferido la decisión a la Corte Constitucional, lo que otorga tiempo adicional (un mes o dos) para la terminación de la constitución. Es ahora muy probable que en Diciembre, la Asamblea Constitucional de dominio Islamista, proponga un borrador.

La elaboración de la propuesta de constitución es un proceso crecientemente polarizado, acompañado por conflictos concernientes a la terminología presente en numerosos artículos. Cuando la formulación original de “principios de la Sharía” resistió la presión Salafista y permaneció sin alteraciones, otros segmentos ocasionaron críticas por parte del ala liberal, especialmente, artículos concernientes a la libertad religiosa, derechos de la mujer y roles de género. Se espera que la religión juegue un rol de starker, no obstante, lejos de lo promovido por islamistas radicales.

La Asamblea Constituyente de Egipto estuvo de acuerdo con un artículo que permita al actual presidente, continuar con su mandato completo de cuatro años, después de que la constitución sea escrita.

PANORAMA POLÍTICO

El proceso constitucional estuvo acompañado de protestas en las calles, en contra de la percibida dominación del mismo por parte de los partidos Islamistas, y en contra de la llamada “brotherhoodisation” de las instituciones Estatales. Islamistas y Liberales chocaron contra Tahrir por primera vez, los primeros protestando contra una decisión de la corte, y el último contra la constitución.

La agitación social continuó con una serie de huelgas en los sectores del transporte, la educación y la salud. Las protestas alcanzaron su punto más alto de violencia en casi un año, durante la “video” protesta el 11 de Septiembre en la Embajada Norteamericana en El Cairo. Los Salafistas y la Hermandad Musulmana hicieron un llamado para una demostración masiva dos días después, pero eventualmente calmaron a sus seguidores al haberse salido de control las protestas originales.

A la expectativa de las elecciones, meses después del referéndum constitucional, políticos liberales e izquierdistas han tomado una activa postura sobre la constitución, y reorganizaron el campo político. Grupos izquierdistas lanzaron la Coalición Democrática Revolucionaria; un notado candidato presidencial, Hamdeen Sabahy, fundó el “Egyptian Popular Current”. El Partido de la Constitución de Mohamed El-Baradei fue registrado como un partido político, y se fundirá en una coalición con otro partido liberal, el ADL.

JUSTICIA

El Presidente Morsi expidió el perdón para aquellos con cargos “en apoyo de la revolución”. Actualmente, más de 1,000 protestantes se encuentran en juicio, con relación al levantamiento del 2011. Juicios para los antiguos líderes del régimen han sentenciado al magnate del acero, Ahmed Ezz, y al antiguo Primer Ministro, Ahmed Nazif a prisión. Las autoridades han lanzado una investigación civil de los antiguos miembros del SCAF, por su supuesto papel en la matanza de protestantes durante sus dieciocho meses en el poder. Por otro lado, una Corte Criminal del Cairo exculpó a aquellos acusados de la organización de la sangrienta “Batalla Camello”.

GOBIERNO

Probando los límites del poder presidencial, el Presidente Morsi trató de destituir al Procurador del Estado, pero tuvo que abstenerse de transgredir la independencia judicial. En un movimiento similar, el Presidente Morsi ordenó la suspensión del Editor en Jefe del periódico estatal, Al-Gomhouria. Tawfiq Okasha, dueño de la populista estación de televisión El-Faraeen, fue condenado de difamación y sentenciado a cuatro meses en prisión en una corte Luxor.

Política Exterior: el Presidente Morsi sostuvo un discurso en la Asamblea General de la ONU, en el que condenó el ataque al Consulado Norteamericano en Libia, reservándose el derecho de defender al Islam de difamación. En lo referente a Siria, Egipto ha participado en reuniones con poderes Musulmanes regionales, y apoyó la iniciativa de Lakhdar Brahimi, no obstante, aún no hay señales de progreso en Siria hasta este momento.

ECONOMÍA

El déficit presupuestario subirá del ocho al once por ciento del PIB debido a un incremento en el gasto de gobierno, y una caída en la entrada de impuestos. El gobierno ha buscado activamente asegurar soporte financiero para el presupuesto Egipcio, al justo pasar las reservas extranjeras de $84 millones el mes pasado, a $15 mil millones. El gobierno ha asegurado un préstamo de $235 millones por parte de la Corporación Islámica de Intercambio Financiero, con base en Arabia Saudita, así como un préstamo de $450 millones por parte de los Estados Unidos. La Casa Norteamericana renovó casi $130 millones por mes, en ayuda económica y militar para Egipto, por seis meses. Egipto busca más ayuda por parte de Argelia y Qatar.

El Primer Ministro Qandil declaró que Egipto está buscando cortar sus subsidios energéticos en poco más de un tercio, $6,5 mil millones de $17, 2 mil millones, con entrada en vigor en el próximo año, esto como parte de un ambicioso plan para reformar la economía, y para finalizar las, aún en curso, negociaciones con el Fondo Monetario Internacional para fines de Octubre.

El principal indicador de reservas de mercado Egipcio, EGX30, subió un uno por ciento en Octubre. Las reservas Egipcias han caído debido a la revolución, pero recobraron un 50% de su valor en el 2012. La inversión extranjera directa en Egipto, también ha logrado una recuperación parcial, con entradas de $2,5 mil millones en la primera mitad del 2012. Egipto importará gas Argelino, a fin de conocer sus propios contratos de exportación al elevarse las demandas domésticas.

Autora: Zora Hesová

616